viernes, diciembre 21, 2007

Reflexiones: El Bambú Japonés.

Esta historia la leí en el libro "La brújula interior", de Alex Rovira; un buen libro que recomiendo a todos los visitantes de Motivalia. A través de sus páginas nos hace reflexionar, y observar nuestro entorno y nuestras vidas desde otra perspectiva, siempre positiva.

La historia es acerca de la perseverancia y la paciencia: cualidades ambas poco utilizadas en esta sociedad actual de prisas, éxitos instantáneos (y efímeros) y rapidez, donde parece que si no vas corriendo, o no tienes prisa estás fuera de lugar. Resulta extraño, pero es lo que podemos ver día a día.


No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante.

También es obvio que quien cultiva la tierra no se para impaciente frente a la semilla sembrada y grita con todas sus fuerzas: "¡Crece, maldita seas!".

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes. Siembras la semilla, la abonas y te ocupas de regarla constantemente. Durante los primeros meses no sucede nada, al menos apreciable. En realidad no pasa nada con la semilla...durante los siete primeros años, a tal punto que un cultivador inexperto estará convencido de haber comprado semillas estériles. Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas...la planta de bambú crece ¡más de 30 metros!.

¿Tarda sólo seis semanas en crecer?

La respuesta es no: se toma siete años para crecer y seis semanas para desarrollarse. Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú genera un complejo sistema de raíces que le permiten sostener el crecimiento que llegará después.

En la vida cotidiana, muchas personas tratan de encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno, y que éste requiere tiempo.

Quizá por la misma impaciencia, muchos de aquellos que aspiran a resultados a corto plazo abandonan súbitamente justo cuando ya estaban a punto de conquistar la meta. Es tarea difícil convencer al impaciente de que sólo llegan al éxito aquellos que luchan de forma perseverante y saben esperar el momento adecuado.

De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creeremos que nada está sucediendo. Y esto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos (que todos tenemos), recordemos el ciclo de maduración del bambú japonés. Y no bajemos los brazos ni abandonemos por no ver el resultado esperado, ya que sí está sucediendo algo dentro de nosotros: estamos creciendo, madurando.

La paciencia es un hábito que cuesta adquirir, pero si vamos poco a poco, gradualmente, caminando nuestro sendero, lograremos ese éxito y lo lograremos de una manera sólida, sin fisuras.

El triunfar, tanto a nivel personal como profesional, requiere altas dosis de paciencia y perseverancia. Conlleva mucho tiempo y dedicación, y sólo nosotros somos capaces de asimilar esos hábitos porque nos lo proponemos como reto personal.

Hay un viejo dicho que dice que la prisa nunca ha sido buena consejera; seamos perseverantes y busquemos ese éxito: haciendo las cosas bien y esperando, llegará a nosotros, seguro.


Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,

4 Comentarios:

At 12/22/2007 11:38 a. m., Anonymous Anónimo dice...

hola!! me encanta tu blog y todas las publicaciones!!!:)
me gustaria pedirte un favor y es que dediques una entrada a la autoestima...yo creo que muchos de los problemas vienen relacionados con una baja autoestima!! y fijo que todos conocemos casos de amigos que lo esten pasando mal por esto y no sabemos exactamente como ayudarlos...
si conoces algun articulo, cuento, reflexion...me encantaria que la pusieses en una de tus entradas.

Muchas gracias! un saludo. Mónica

 
At 12/24/2007 4:13 p. m., Blogger The Blog's Team dice...

Hola Anónimo, efectivamente los problemas de autoestima generan males mayores, y aunque lo hemos tratado indirectamente, escribiremos algo concreto sobre este tema.
Saludos y gracias.

 
At 11/08/2008 4:16 p. m., Anonymous Anónimo dice...

HI!

Tengo un buen amigo al que me gustaría muchísimo poder ayudar. Ha perdido el rumbo de su "brújula interior". A veces la encuentra... otras se pierde... A él envío y dedico la historia de "El bambú japonés", como un inicio a algo. Con mis mejores deseos y con todo mi afecto. (RMPR)

 
At 6/13/2011 11:04 p. m., Blogger Claudia dice...

hola, en este momento de mi vida estoy en una crisis existencial, que me tiene muy mal, no se para donde va el rumbo de mi vida, curiosamente el detonante de esta situacion me lo dio mi separacion de mi pareja. al principio busque en el otro el problema, pero hoy con el tiempo me doy cuenta que soy yo la del problema

 

Publicar un comentario

<< Home