jueves, noviembre 02, 2006

Reflexión Nº 5: Todos podemos triunfar si nos lo proponemos y perseveramos lo suficiente.


La vida da a cada ave su alimento,

pero jamás se los deja dentro de su nido.



Nos pasamos la vida diciendo que no hemos tenido suerte; que la vida no nos ha dado oportunidades; mirando a los personajes de éxito y fama envidiándoles por que la vida se lo dio todo gratis; pensando que si a nosotros nos hubieran dado las mismas oportunidades también seríamos personas ricas y con éxito, y de esta forma nos autojustificamos explicándonos a nosotros mismos porque no hemos logrado el éxito en la vida y nuestro subconsciente se queda adormecido y tranquilo a pesar de estar frustrados por sentirnos mediocres y sin el dinero y la vida de opulencia que nos hubiera gustado tener.

Pero la realidad es que todo eso es falso, ya que si estudiamos la vida de la mayoría de esas personas de gran éxito, y no me refiero a esos famositos de medio pelo que pululan y viven de estar de continuo saliendo en los medios y revistas del corazón, sino a esas personas con ÉXITO con mayúsculas, los verdaderos triunfadores, los que han logrado avances en medicina, en los negocios, en la canción, en la literatura, que han logrado batir records deportivos mundiales, etc., podremos comprobar que la mayoría tuvo muchísimas más dificultades que nosotros, que incluso muchos de ellos sufrieron fracasos económicos y ruinas varias veces, algunos incluso abusos sexuales en su infancia, o quedaron huérfanos desde muy niños, o mil situaciones de dificultad que teóricamente les habrían impedido llegar a nada en la vida, y sin embargo, no se fijaron en las dificultades sino que salieron ahí fuera y lucharon por lograr lo que ellos deseaban en la vida y aunque en muchos casos eso les supuso una lucha durante décadas, no desfallecieron hasta llegar a lograr sus sueños.

Te recomiendo que leas sus historias o biografías, que puedes encontrar en muchos libros. Yo personalmente te recomiendo uno que leí por primera vez hace ya unos 15 años y que se titula "Mi primer millón" y que te abrirá los ojos.

Sal a por tu alimento, las aves no nacieron para estar en el nido, sino para volar alto. Bate tus alas al viento y remonta las montañas por muy altas que sean, y podrás descubrir que más allá hay otros horizontes esperándote, y comprobarás por ti mismo como el éxito muy pronto formará parte de tu vida. Adelante, sal a por tu vida, la vida te está esperando.

Etiquetas: , ,

2 Comentarios:

At 11/27/2006 3:59 p. m., Anonymous Anónimo dice...

Cuando tenía 18 años trabajaba en una fábrica de aceite. Mis funciones como operario eran muy simples: estar durante ocho horas mirando una máquina con el objetivo de que las botellas salieran en perfectas condiciones. Estuve durante cinco años haciendo prácticamente lo mismo. Mis padres intentaban convencerme de que ese trabajo para toda la vida era muy arriesgado(no iba a aprender nada) y muy aburrido. Ellos querían que por lo menos tuviera un oficio y así poderme defender en la vida. Estuvieron varios años detrás de esa idea pero yo tenía un objetivo claro: comprarme un coche, ser independiente y poder gastarme el dinero en lo que yo quisiera. Una vez cumplido mi sueño y algunos otros más decidí plantearme hacer el bachiller por la noche. Pensé que un poco de formación me vendría bien. Mi hermano estaba trabajado en un banco y comparaba sus manos con las mías. Me di cuenta que yo quería unas manos como las suyas, no tan deterioradas y negras como las mías. Empecé a estudiar por las noches y me di cuenta que si quería conseguir este sueño iba a tener que luchar sin descanso Tenía un objetivo: llegar hasta tercero de BUP. Mis padres ni se lo creían. Compaginé trabajo y estudio hasta llegar hasta mi primera meta. Cuando cumplí mi objetivo me planteé hacer COU y Selectividad. Tenía un objetivo: quería ser Universitario. Cumplidos los dos objetivos me incorporé al mundo universitario a los 27 años. Mi pareja de cuatro años me dejó…su objetivo era casarse. A los 32 años acabé la carrera de ADE. Hoy en día estoy trabajando de contable en una de las mejores empresas de mi ciudad….

 
At 1/05/2007 7:07 p. m., Blogger Antonio Domingo dice...

Felicitaciones. Has demostrado una vez más que el destino es un camino que podemos construir cada dia, que en cualquier momento podmeos poner el rumbo enfocado hacia un lugar diferente solo porque hayamos tomado la decisión de hacerlo y estemos dispuestos a "pagar el precio" que sea necesario para lograrlo.
Te felicito pues hoy eres el fruto de tu capacidad de no rendirte a lo que muchos se habrían resignado. Tu ejemplo da luz a muchos que están a unto de resignarse. Gracias por tu testimonio.

Antonio Domingo.

 

Publicar un comentario

<< Home