martes, enero 20, 2009

Frase de motivación: ¡Puedes superar la crisis!

Ahora que el mundo comenta la crisis económica que se atraviesa, que nos enteramos de la reducción de personal de las grandes empresas, viene bien pensar en lo que cada uno de nosotros hacemos, en la manera en la que afrontamos los momentos de dificultad.
Si vas a tu propio ritmo y das tu propia batalla, ninguna crisis, ninguna adversidad acabará con tu existencia, ni es imposible de soportar, sobrellevar e incluso vencer.

Érase una vez un hombre que vivía muy cerca de un importante cruce de caminos.Todos los días, a primera hora de la mañana, llegaba hasta allí, donde instalaba un puesto rodante en el cual vendía bocadillos que él mismo horneaba.
No escuchaba la radio ni leía los diarios.
Meses después alquiló un terreno, levantó un gran letrero de colores y personalmente pregonaba su mercancía gritando a todo pulmón: "Compre deliciosos bocadillos calientes", y la gente compraba cada día más.
Aumentó la compra de insumos, alquiló un terreno más grande y mejor ubicado y sus ventas se incrementaron día a día.Su fama aumentaba y su trabajo era tanto que decidió buscar a su hijo, un hombre de negocios de una gran ciudad, para que lo ayudara.
A la carta del padre, su hijo respondió: ¡Pero papá! ¿No escuchas la radio ni lees los periódicos, ni ves televisión? ¡Este país está atravesando una gran crisis, la situación es muy mala... No podría ser peor!
El padre pensó: "Mi hijo trabaja en una gran ciudad, lee los periódicos y escucha la radio, tiene contactos importantes... Debe saber de qué habla..."
Así que revisó sus costos, compró menos pan, disminuyó la compra de cada uno de los ingredientes y dejó de promocionar su producto. Su fama y sus ventas disminuyeron día a día.
Tiempo después desmontó el letrero y devolvió el terreno.
Aquella mañana escribió a su hijo y le dijo: "Tenías mucha razón: verdaderamente estamos atravesando una gran crisis".

Pero la reflexión no solo queda en el plano económico, apliquemos su lógica al análisis de nuestras vidas: cuando algo triste llega a tu familia, cuando todos muestran el rostro sombrío, cuando tu entorno se ve afectado y melancólico, es cuando más debes poner empeño en conseguir tu felicidad.
La tristeza se contagia tan sencillo, lo mismo el estrés, lo mismo la ira, son como plagas, que la adversidad no te infecte de ninguno de estos malos sentimientos, y si llegan a ti, pues supéralos, por ningún motivo te abandones a ellos.
Eres fuerte, puedes ser feliz si tú quieres, puedes superar cualquier crisis si la enfrentas con inteligencia, con perseverancia, puedes superarlo todo mirando dentro de ti.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,

1 Comentarios:

At 8/09/2009 2:17 a. m., Blogger higinio dice...

cada mañana es una oportunidad y y el dia termina cuando entra el sol es tiempo de sembrar.

 

Publicar un comentario

<< Home