sábado, mayo 17, 2008

Frase de motivación: ¡Nadie es perfecto!

Un error que cometemos con frecuencia es pedir que otros hagan lo que nosotros no hacemos, exigimos de los demás lo que nosotros no somos capaces de brindar, pero no lo hacemos conscientemente. Cuando uno ama o le importa la otra persona, es mejor no enfocarnos tanto en sus defectos, en las cosas que nos desagradan, para evitar discusiones o simplemente hacerles sentir mal.
Nasrudín conversaba con sus amigos en la casa de té y les contaba como había emprendido un largo viaje para encontrar a la mujer perfecta con quién casarse. Les decía:
-Viajé a Bagdad, después de un tiempo encontré a una mujer formidable, atenta, inteligente, culta de una gran personalidad.
Dijeron sus amigos:
-¿Por qué no te casaste con ella? -No era completa, -respondió Nasrudín-, después fui a El Cairo, allí conocí a otra mujer ciertamente fabulosa; hermosa, sensible, delicada, cariñosa.
-¿Por qué no te casaste con ella?, dijeron los amigos.
-No era completa -respondió nuevamente Nasrudín-, entonces me fui a Samarcanda allí por fin encontré a las mujer de mis sueños; ingeniosa y creativa, hermosa e inteligente, sensible, culta, delicada y espiritual.
-¿Por qué no te casaste con ella? -insistieron sus amigos.
-Pues saben por qué, ella también buscaba a un hombre perfecto.

Debemos tener la paciencia con los demás, porque también necesitamos que los demás nos tengan paciencia. Estamos muy lejos de ser perfectos, muy lejos de nunca equivocarnos, es por eso que no es bueno fijarnos tanto en los defectos de los demás, mucho menos juzgarlos, la tolerancia y la fraternidad, la bondad, la solidaridad, nos van a ayudar mucho a enriquecer nuestras relaciones interpersonales.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , ,

1 Comentarios:

At 5/30/2012 2:35 p. m., Blogger I M S dice...

Está muy bien el blog, como puedo seguirlo ???
salu2

 

Publicar un comentario

<< Home