viernes, febrero 29, 2008

frase de motivación: ¡Evitemos las discusiones!

No es sencillo pero es necesario esforzarnos por conservar la paz, con nosotros mismos y con los demás. Convivir procurando la armonía es una tarea para muchos imposible, sobre todo porque a veces el temperamento no nos permite pensar adecuadamente.

Estos son algunos consejos de lo que NO se debe hacer cada vez que discutamos con alguien:

1. No apelemos a la edad o la experiencia para imponer nuestra posición, no será posible el diálogo si usamos frases como estas:
"Cuando tengas mi edad lo vas a entender"
"Cuando hayas pasado por lo que yo pasé, me vas a dar la razón"

2. No empiece el diálogo creyendo tener la razón y que nada hará que usted cambie de opinión:
"No tiene sentido que lo hablemos, no voy a cambiar de opinión"

3. Una de las cosas que más enfadan en una discusión es el "análisis psicológico" al que uno se ve expuesto, para que haya un diálogo productivo es mejor evitar frases como:
"Dices eso porque, en realidad, tienes una necesidad psicológica de..."
"Ese que habla no eres tú, es tu resentimiento..."

4. Remarcar las jerarquías genera frustración, los argumentos deben medirse por su grado de racionalidad e inteligencia, apelar a la jerarquía frustra al otro porque le hace sentir que no importa su opinión:
"Antes de hablar así, deberías recordar que soy tu jefe/padre/maestro..."
"¿Desde cuándo un cadete le dice a su jefe lo que le conviene hacer?"

5. Atemorizar o amenazar sutilmente para que nuestra opinión se imponga muchas veces puede asegurar que se haga lo que deseamos, pero eso produce un profundo sentimiento de rechazo y cólera hacía nosotros mismos. Debemos acostumbrarnos a escuchar a los demás y aceptar cuando el otro tiene una idea mejor que la nuestra.
"Exprese su opinión con libertad, pero antes piense qué pasaría con su familia si usted se quedara sin trabajo..."

6. Etiquetar al otro, asumirlo como parte de un grupo y decírselo peyorativamente solo encenderá más la discusión:
"Con 'tipos' como tú no se puede hablar"
"Uf... hombre tenía que ser..."

7. Reprender al otro por pensar como piensa, solo porque no estamos de acuerdo no ayuda a que la relación sea cordial y que el diálogo sea fructífero:
"No puede ser que después de todo lo que pasó sigas sosteniendo eso"
"Es indignante que te sigas oponiendo a este proyecto"

8. Exigirle al otro que piense o actúe como suponemos habríamos actuado nosotros o simplemente mejor de lo que lo hicieron, poniéndolos así en una posición inferior respecto de nosotros. Evitemos decir frases como:
"Deberías haber reaccionado de manera más inteligente"
"Deberías haberte dado cuenta de que te estaban estafando"

9. Burlarse de la posición contraria, responderle con sarcasmo o ironía hará que el otro se enoje y complicará el diálogo:
"Ah, claro, por supuesto..." (con sorna)
"¿Estás Bromeando?"

10. No escuchar, no dar importancia a los argumentos del otro y simplemente repetir nuestra posición, niega toda posibilidad de diálogo:
"Sí, como sea, todo lo que vos quieras, pero repito: no debemos arriesgarnos..."

Artículos relacionados:

Etiquetas: , ,

miércoles, febrero 27, 2008

Frase motivadora: ¡Sé paciente con los demás y contigo mismo!

Con los pequeños se debe tener mucho cuidado en no presionarlos para que hagan cosas que todavía no están listos para hacer. No criticarlos cuando no muestren el mismo desarrollo que otros niños de su edad.

Todos tenemos nuestro ritmo y tiempo para aprender a hacer las cosas, desarrollamos unas capacidades antes que otras. Compararnos con los demás puede ser productivo si lo tomamos como una motivación para esforzarnos, pero puede ser frustrante si nos sentimos en desventaja, o como que somos inferiores a los demás por no desarrollarnos al mismo ritmo que ellos.

Mejor sigamos el consejo de la abuela Spell:
En medio de la selva vivía la familia Croac. La familia Croac estaba compuesta por Verdi Croac, el padre; Rosi Croac, la madre; Stell Croac, la hermana mayor; Peli Croac, el hermano mediano; y Lucy Croac, la pequeña. Era una familia muy bien vista en aquél lugar. Tenían una gran casa, una buena posición económica, unos hijos que sacaban grandes notas en las mejores escuelas, un verde esmeralda en sus pieles que cegaban a cualquiera… Eran muy envidiados. Pero como en toda familia, había algo que les inquietaba a todos, tanto a los miembros de ella como a los curiosos vecinos:
Lucy Croac, no sabía croar.
¿Cómo no puede saber una ranita croar? Nadie lo comprendía. Se pasaba el día en clases para aprender a croar, sus padres estaban todo el día ayudándole… Pero no había forma. Lucy no croaba. Un día, Lucy fue a visitar a la vieja abuela Spell, la mamá de su papá.
-Lucy, querida… ¿Aún no sabes croar?
-No, abuela. ¡Y de verdad que lo intento! Voy a clases, hago todo lo que me dicen mis padres y mis hermanos… Pero nada, abuela.
-Pero no entiendo por qué. Hace tiempo que ya deberías estar croando. Tienes ya dos años y no has hecho el más mínimo ruido…
-Lo sé abuela… Pero me pongo muy nerviosa cuando están con tanto interés. Y con todos esos vecinos curiosos, que no paran de murmurar… Cuando creo que me va a salir, me pongo nerviosa…
-Hmm… Ya sé cuál es el problema. Vamos a hacer una cosa. Te vas a quedar una temporada en mi casa, que está bastante apartada de tu ciudad. Te vas a relajar y vas a jugar aquí todo cuanto quieras. No te voy a obligar a que croes. El día que tú creas que estás preparada, lo harás. Y así hicieron. La abuela habló con toda la familia y ellos consintieron la marcha temporal de Lucy a casa de la abuela Spell.
Durante el tiempo que estuvo en la casa de su abuela, ni se acordó que no sabía croar. Jugó, saltó, disfrutó... Se olvidó de todo lo que le obsesionaba y agobiaba en su vida con los padres. Pero el tiempo pasó y tuvo que regresar. Pero no le importó. Cuando llegó, saludó a todos croando. Sus padres y sus hermanos estaban tan sorprendidos que no pudieron reaccionar sin sorprenderse.
“¿Véis? No podéis agobiar tanto a una rana tan pequeña. Todo llega. Si no era su hora, pues no lo era y punto. Para la próxima vez, dejadla libre. En mi casa ha jugado y ha disfrutado como una ranita pequeña, que en definitiva, es lo que es. Espero que esto os sirva de lección.” Dijo la abuela.

Tengamos paciencia con los pequeños, estimulemos su desarrollo con creatividad y optimismo, sin quitarles seguridad en que ellos lo pueden lograr con trabajo y paciencia. Y seamos pacientes también con nosotros mismos.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , ,

Frase motivadora: ¡Tú puedes lograrlo!

Conserva tu esperanza y la confianza de que puedes lograr lo que te propones, que en ti posees la energía necesaria para alcanzar tu objetivo. Tendrás que superar problemas y un gran número de dificultades, encontrarás en tu camino personas que te ayuden y también aquellos que buscarán apartarte de tu camino. Pero lo puedes lograr, no pongas en duda que puedes alcanzar tu meta.

Confía en ti, de la manera más absoluta y plena, piensa en ti mismo como la persona que nunca te falla, piensa en ti mismo como aquel ser que se entrega por completo hasta alcanzar su meta, piensa en ti mismo como un luchador dispuesto a triunfar. Espero que la siguiente canción te inspire:


Puedes llegar
Voces Unidas

Soñar con lo que más queremos
Aquello difícil de lograr
Es ofrecer llevar la meta a su fin
Y creer que la veremos cumplir
Arriesgar de una vez
Lo que soy por lo que puedo ser

Puedes llegar... lejos
A las estrellas alcanzar
A hacer de sueños realidad
Y puedes volar... alto
Sobre las alas de la fe
Sin más temores por vencer
Puedes llegar

Hay días que pasan a la historia
Son días difícil de olvidar
Sé muy bien que puedo triunfar
Seguiré con toda mi voluntad
Hasta el destino enfrentar
Y por siempre mis huellas dejar

Puedes llegar... lejos
A las estrellas alcanzar
A hacer de sueños realidad
Y puedes volar... alto
Sobre las alas de la fe
Sin más temores por vencer
Puedes llegar

Puedes llegar... lejos
A las estrellas alcanzar
A hacer de sueños realidad
Y puedes volar... alto
Sobre las alas de la fe
Sin más temores por vencer
Puedes llegar
Puedes llegar
Quieres llegar

Sobre las alas de la fe
Sin más temores por vencer
Puedes llegar
Que el más allá
Puedes llegar

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , ,

Frase motivadora: ¡Tenemos que romper paradigmas!

No basta con querer lograr algo, no basta con desearlo mucho, no basta con pensar que un día lo lograremos, no es suficiente anhelar ser feliz, es necesario trabajar constantemente para lograrlo.

Y tal vez lo más complicado no es tener la energía, la actitud positiva para alcanzar la meta, tal vez lo que más nos complique lograrlo sea el comentario de los demás. Debemos romper paradigmas si es necesario, hacer que aquello que los demás creen imposible sea posible. Debemos escucharnos sobre todo a nosotros mismos, a nuestra voz interior. Fíjate en el siguiente ejemplo, es sencillo pero didáctico:

En el siglo XVI era imposible creer que el hombre pudiera volar, pero visionarios e inventores lo hicieron posible, con ingenio pero sobre todo con perseverancia, con fe en que lo podían lograr. Sigamos ese ejemplo en nuestras metas personales también y no escuchemos las voces de desaliento, hagamos que nuestro esfuerzo convierta en realidad los sueños.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , , , , ,

Frase de motivación: ¡Controlemos nuestros celos!

Los celos han acompañado la historia de la humanidad y en su nombre se han hecho cosas asombrosas, traiciones, ejecuciones, guerras, etc. La literatura ha abordado el tema innumerables veces.
Pero, ¿qué son los celos? ¿Qué los origina? ¿Por qué los sentimos? ¿Cómo superar los celos?La psicología define los celos como una manifestación del miedo que experimenta una persona ante la posibilidad de perder algo que tiene: poder, imagen profesional, amor, etc.

Cuando hablamos de relaciones sentimentales, los celos pueden llegar a destruir parejas y autoestimas, sin embargo, los celos en sí mismos no son algo negativo, pues pueden demostrar que uno está realmente comprometido con la persona amada. El problema es cuando uno priva de su libertad a la otra persona, cuando los celos quedan fuera de control y se siente que la otra persona nos pertenece.
Para no dejar que los celos arruine nuestra felicidad, lo primero que debemos hacer es preguntarnos el porqué de nuestra inseguridad, por qué pensamos que podríamos ser reemplazados.
Otra cosa que nos ayudará mucho es mejorar nuestro aspecto físico, estudiar, o renovar nuestro armario, crecer como persona para fortalecer nuestra autoestima.

Desear que la persona amada no se comprometa afectiva o sexualmente con otra persona es una idea natural, pero es distinto a pensar que podemos obligar al otro a no hacerlo, pensar que podemos vigilar y controlar que no tenga oportunidad de relacionarse con otra persona, es mejor abandonar esa idea porque es absolutamente perjudicial para el bienestar de la relación.

Dejar de pensar que podemos ser abandonados, dejar de pensar que en ese caso sufriremos mucho y no lo podremos superar, pensar que nuestra vida se termina cuando nuestra relación acabe es absolutamente perjudicial para la felicidad actual de la pareja.

Poder mirar a los ojos a la persona amada y ser capaces de decirles que la amamos tanto que solo deseamos su felicidad aunque esto pudiera implicar la separación, tener la valentía de hacerlo tal vez nos acerque más, estreche nuestros lazos.

Disfrutemos de nuestra relación hoy, dejemos de pensar en un final que tal vez nunca llegue y no vale la pena evocarlo, es mejor amar con pasión que amar con temor. Si es que algún final llega, será definitivamente para mejor, mientras tanto, amemos con libertad y seguridad. Que los celos no nos dominen, que no arruinen nuestra relación.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , , ,

lunes, febrero 25, 2008

Reflexión: Antes de cualquier discusión debemos asegurarnos de estar entendiendo al otro.

No me agrada quedar enfrascado en una discusión, pues la mayor parte de las discusiones no nos conducen a soluciones reales. Sin embargo, muy a mi pesar, cuando llevaba tres meses con mi novia y la relación se hacía más seria, empezamos a discutir con frecuencia. Consternado por lo poco acostumbrado que estaba a discutir con mis enamoradas, empecé a buscar el origen de dichos entrampamientos para superarlos.

Luego de indagar en mi infancia y en mi manera de asumir la vida, y de preguntarme sobre su infancia y su relación con sus padres, caí en la cuenta que la causa era más simple de lo que estimaba. Tan sencillo como lo que ocurre en la historia que continúa:


En el bosque habitaban el rey de los cuervos y el rey de los búhos, ambos con su legión respectiva de cuervos y búhos. Siempre habían compartido la paz del bosque, pero resulta que cierto día el rey de los cuervos y el rey de los búhos se encontraron y comenzaron a intercambiar impresiones. El rey de los cuervos preguntó:
-¿Por qué tú y tu legión de búhos trabajáis por la noche?
El búho, sorprendido, replicó:
-Sois vosotros los que trabajáis por la noche. Nosotros trabajamos de día. Así que no mientas.
Y los dos reyes se enzarzaron en una discusión, ambos convencidos de que trabajaban de día. Hasta tal punto la discusión comenzó a adquirir un carácter de violencia, que la legión de cuervos y la de búhos se disponían a entrar en combate. Pero cuando la situación estaba llegando a su momento más crítico, apareció por allí un apacible cisne que, al enterarse de la disputa, dijo:
-Calmaos todos, queridos compañeros.
Y dirigiéndose a los reyes, dijo:
-No debéis en absoluto pelear, porque los dos tenéis razón. Desde vuestra perspectiva, los dos trabajáis de día.


...Cuando ella hablaba, por ejemplo, de la felicidad decía: la felicidad no existe. Y yo afirmaba que sí era posible ser feliz. Y todo lo que pasaba era que ella llama felicidad a lo que yo llamaría idealización absoluta, y a lo que yo llamo felicidad ella llamaría simplemente alegría. Por eso no podíamos ponernos de acuerdo aunque en el fondo nuestras ideas se parecían.
Es absolutamente primordial, asegurarnos de estar comprendiendo bien lo que la otra persona está diciendo, muchas veces preguntar ¿a qué te refieres exactamente?, puede librarnos de dormir en el sofá o evitar conflictos innecesarios.


Artículos relacionados:

Etiquetas: ,

Frase de motivación: ¡No dejes de vivir el hoy!

Fijarte una meta y trabajar por alcanzarla, esforzarte siempre por crecer y ser mejor persona, es sin duda una manera saludable de afrontar la vida. Sin embargo, no caigamos en valorar excesivamente el futuro, de modo que soñemos despiertos en aquello que vendrá y perdamos de vista aquello que ya es.
El presente posee motivos para alegrarnos, así como exige responsabilidades y esfuerzos que no podemos postergar. Ni la alegría ni el sacrificio son para después. El presente debe vivirse con convicción, cualquiera sea nuestra circunstancia.

Era un lechero acaudalado y que contaba con varios trabajadores en su lechería. A uno de ellos llamado Gabriel, le entregó una olla llena de mantequilla para que la llevase a un cliente de un pueblo cercano. A cambio le prometió algunas monedas extras. Gabriel, muy contento, colocó la olla sobre su cabeza y se puso en marcha, en tanto se decía para sí: “Voy a ganar dos rupias. ¡Qué bien! Con ellas compraré gallinas, éstas pronto se multiplicarán y llegaré a tener nada menos que diez mil. Luego las venderé y compraré cabras. Se reproducirán, venderé parte de ellas y compraré una granja. Como ganaré mucho dinero, también compraré telas y me haré comerciante. Será estupendo.
Me casaré, tendré una casa soberbia y, naturalmente, dispondré de excelente cocinero para que me prepare los platos más deliciosos, y si un día no me hace bien la comida, le daré una bofetada”. Al pensar en propinarle una bofetada al cocinero, Gabriel, automáticamente, levantó la mano, provocando así la caída de la olla, que se hizo mil pedazos contra el suelo derramando su contenido.


En lugar de fantasear con un paraíso que tarda en hacerse realidad, experimenta tu cotidianidad, recuerda que eres tú quien lleva las riendas de tu vida, hazlo con valentía y optimismo.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,

viernes, febrero 22, 2008

Frase de motivación: ¡Disfruta lo que ya has logrado sin dejar de esforzarte por tu crecimiento!

Tener los ojos bien abiertos para ver la valiosa realidad que nos rodea es algo que a veces no conseguimos hacer. Como reza el refrán: Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Pues el pensar constantemente en aquello que deseamos e idealizamos, puede distraernos de aquello que tenemos y nos impide disfrutarlo.
La búsqueda de la felicidad, por ejemplo, cuando la idealizamos y creemos que seremos felices cuando tengamos nietos, o cuando nos casemos, o cuando nos ganemos el ascenso, o cuando alcancemos la fama, o cuando el mundo tenga paz, por más nobles que sean esos anhelos, no nos damos cuenta de lo afortunados que ya somos, de los motivos que ya tenemos para ser felices hoy.

Prestemos atención a la siguiente historia:
Era un hombre que había oído hablar mucho de la preciosa y aromática madera de sándalo, pero que nunca había tenido ocasión de verla. Había surgido en él un fuerte deseo por conocer la apreciada madera de sándalo. Para satisfacer su propósito, decidió escribir a todos sus amigos y solicitarles un trozo de madera de esta clase. Pensó que alguno tendría la bondad de enviársela. Así, comenzó a escribir cartas y cartas, durante varios días, siempre con el mismo ruego: “Por favor, enviadme madera de sándalo”. Pero un día, de súbito, mientras estaba ante el papel, pensativo, mordisqueó el lápiz con el que tantas cartas escribiera, y de repente olió la madera del lápiz y descubrió que era de sándalo.

Si bien es cierto tenemos que esforzarnos por alcanzar nuestros objetivos, por lograr la plenitud de nuestra existencia, tampoco perdamos de vista las muchas cosas que hoy nos rodean y que son valiosas, no dejemos de disfrutarlas por pensar en el mañana.
¿Qué tal si hoy brindamos un abrazo y una sonrisa a todas aquellas personas que valoramos? ¿Qué tal si disfrutamos de nuestra vida tal como es hoy, sin que esto signifique renunciar a seguir esforzándonos por mejorar?

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , ,

Frase motivadora: ¡Apuéstale al amor!

Convencido como estoy de que es el amor el gran motor de la vida, quiero compartir esta canción de Queen con todos ustedes, pues expresa el sentido que tiene el amor para la realización del ser humano. Estoy seguro que la disfrutarán, además debajo pueden leer la letra de la canción y su traducción:


Play the Game (Freddie Mercury)
Open up your mind and let me step inside
Rest your weary head and let your heart decide
It's so easy when you know the rules
It's so easy all you have to doIs fall in love
Play the game
Ev'rybody play the game of love
When you're feelin' down and your resistance is low
Light another cigarette and let yourself go
This is your life
Don't play hard to get
It's a free world
All you have to do is fall in love
Play the game ev'ryone play the game of love
My game of love has just begun
Love runs from my head down to my toes
My love is pumping through my veins (play the game)
Driving me insane
Come come come come play the game play the game play the game play the game
Play the game everybody play the game of love
This is your life - don't play hard to get
It's a free free world all you have to do is fall in love
Play the game yeah play the game of love
Your life - don't play hard to get
It's a free free world all you have to do is fall in love
Play the game - ev'rybody play the game...

JUEGA AL JUEGO
Abre tu mente y déjame entrar
Reposa tu cabeza cansada y deja que tu corazón decida
Es tan fácil cuando sabes las reglas
Es tan fácil, todo lo que tienes que hacer
Es enamorarte
Juega al juego
Todo el mundo juegue al juego del amor
Cuando te sientes mal y tu resistencia está baja
Enciende otro cigarrillo y déjate llevar
Ésta es tu vida
No finjas que no te importa
Es un mundo libre
Todo lo que tienes que hacer es enamorarte
Juega al juego, todo el mundo juegue al juego del amor
Mi juego del amor acaba de empezar
El amor corre desde mi cabeza hasta los pies
Mi amor bombea por mis venas (juega al juego)
Volviéndome loco
Vamos, vamos, vamos, vamos, juega al juego, juega al juego, juega al juego, juega al juego
Juega al juego, todo el mundo juega al juego del amor
Ésta es tu vida - no finjas que no te importa
Es un mundo libre, libre, todo lo que tienes que hacer es enamorarte
Juega al juego, yeah, juega al juego del amor
Tu vida - no finjas que no te importa
Es un mundo libre, libre, todo lo que tienes que hacer es enamorarte
Juega al juego - todo el mundo juegue al juego...

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,

Frase motivadora: ¡Nunca es tarde para volver a intentarlo!

Algunas personas creen que habiendo llegado a una edad, ya no les es posible crecer más, explorar más, conocer más. Creen por ejemplo que ya se les hizo tarde para ir a la universidad, que ya se les hizo tarde para amar, para hacer el viaje que siempre habían deseado, para publicar un libro, etc. Pero nunca es tarde para continuar, nunca.
Otras personas suelen conformarse con lo poco que tienen, sin pensar en todo lo que podrían lograr para su bien y el de todos aquellos a quienes pudiera ayudar, aceptar lo que uno es y lo que uno tiene no significa dejar de esforzarte por mejorar tu condición.

El tema no es asumir que la vida se nos quedó estancada, debemos procurar seguir andando, seguir cosechando logros laborales, espirituales, afectivos, deportivos, etc.
Sigamos el ejemplo de este leñador:
Un leñador estaba en el bosque talando árboles para aprovechar su madera, aunque ésta no era de óptima calidad. Entonces vino hacia él un monje y le dijo:
-Buen hombre, sigue adelante.
Al día siguiente, cuando el sol comenzaba a despejar la bruma matutina, el leñador se disponía para emprender la dura labor de la jornada. Recordó el consejo que el día anterior le había dado el monje y decidió penetrar más en el bosque. Descubrió entonces un macizo de árboles espléndidos de madera de sándalo. Esta madera es la más valiosa de todas, destacando por su especial aroma.
Transcurrieron algunos días. El leñador volvió a recordar la sugerencia del monje y determinó penetrar aún más en el bosque. Así pudo encontrar una mina de plata. Este fabuloso descubrimiento le hizo muy rico en pocos meses. Pero el que fuera leñador seguía manteniendo muy vivas las palabras del monje: “Sigue adelante”, por lo que un día todavía se introdujo más en el bosque. Fue de este modo como halló ahora una mina de oro y se hizo un hombre excepcionalmente rico.


Recuerda el consejo todos los días de tu vida: ¡Sigue adelante!
¿Por qué rendirte? ¿Por qué dejar de intentarlo? ¿Por qué dejar de explorar el bosque? Mientras tengas vida, tienes la valiosa oportunidad de seguir luchando en procura de tu felicidad.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , , ,

jueves, febrero 21, 2008

Frase de motivación:¡Mantén la calma!

Muy a nuestro pesar, el trabajo tarde o temprano termina por estresarnos, son muy afortunados los pocos hombres que disfrutan de su empleo. Mantener la calma no solo es favorable para la salud sino además para un mejor desempeño profesional.

Bajo presión, las personas tienden a dejar la cortesía de lado, situación ideal para el enfrentamiento, para hostigar y ser hostigado. Si en lugar de caer en la discusión invitamos al agresor a calmarse y conversar, evitaremos el mal rato.
Es muy aconsejable nunca tomar las críticas como algo personal, como una ofensa a lo que tú eres como ser humano, sino como una observación a tu trabajo. Mucho menos se debe dar importancia a los insultos, es preferible esperar al día siguiente para aclarar las cosas con el agresor.
Cuando respondes a una agresión con educación, desarmas a la otra persona, él viene a buscar líos, a gritar y dejar fluir su estrés, tiende un puente agresor que tú desbaratas manteniendo la calma. Muchas veces no vale la pena ni siquiera defender nuestros argumentos pues la otra persona solo está buscando pelea, es mejor no darle importancia.
Una situación por demás estresante es cuando somos señalados por un compañero o por nuestro jefe de haber cometido un error importante. En tal situación, es aconsejable no ponerse a la defensiva, por el contrario, mostrar calma y pedir que se detalle el error que cometiste, de manera que puedas rebatir los cargos. Pero si resulta que realmente el error fue tuyo, entonces lo mejor es aceptarlo, sin perder la postura serena, y comprometerte a hacerlo mejor en el futuro.
Esta es una historia de un hombre que no perdió la calma ante las diferentes circunstancias que enfrentó:
Vivía en un pueblo en el interior de la India, había enviudado y tenía un hijo. Poseía un caballo, y un día, al despertarse por la mañana y acudir al establo para dar de comer al animal, comprobó que se había escapado. La noticia corrió por el pueblo y vinieron a verlo los vecinos para decirle:
-¡Qué mala suerte has tenido! Solo un caballo poseías y se ha marchado.
-Sí, sí, así es; se ha marchado -dijo el hombre.
Transcurrieron unos días, y una soleada mañana, cuando el hombre salía de su casa, se encontró con que en la puerta no sólo estaba su caballo, sino que había traído otro con él. Vinieron a verlo los vecinos y le dijeron:
-¡Qué buena suerte la tuya! No sólo has recuperado tu caballo, sino que ahora tienes dos.
-Sí, sí, así es -dijo el hombre.
Al disponer de dos caballos, ahora podía salir a montar con su hijo. A menudo padre e hijo galopaban uno junto al otro. Pero he aquí que un día el hijo se cayó del caballo y se fracturó una pierna. Cuando los vecinos vinieron a ver al hombre, comentaron:
-¡Qué mala suerte, verdadera mala suerte! Si no hubiera venido ese segundo caballo, tu hijo estaría bien.
-Sí, sí, así es -dijo el hombre tranquilamente.
Pasaron un par de semanas. Estalló la guerra. Todos los jóvenes del pueblo fueron movilizados, menos el muchacho que tenía la pierna fracturada. Los vecinos vinieron a visitar al hombre, y exclamaron:
-¡Qué buena suerte la tuya! Tu hijo se ha librado de la guerra.
-Sí, sí, así es - repuso serenamente el hombre ecuánime.
Mantener la calma es una de las maneras de continuar por el sendero correcto a nuestra felicidad.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , , , , ,

Frase motivadora: Reconoce tu verdadera naturaleza.

La imagen es un aspecto importante de nuestra personalidad, el aseo y la apariencia producen empatía en nuestras relaciones interpersonales. La belleza exterior es importante, pero no es en definitiva lo mejor de nosotros mismos. Debemos dedicar mucho más tiempo al cultivo de nuestro yo interior.

Muchas personas son altamente influenciadas por el culto a la belleza que los medios de comunicación proponen, con sus propios cánones. Por eso algunas personas sufren trastornos alimenticios por querer verse más delgados, o le dan más importancia a los utensilios de belleza y al cómo lucen, para maquillar su verdadera personalidad, olvidándose de quiénes son realmente.

Al atacar a un rebaño, una tigresa dio a luz y poco después murió. El cachorro creció entre las ovejas y llegó él mismo a tomarse por una de ellas, y como una oveja llegó a ser considerado y tratado por el rebaño.
Era sumamente apacible, pacía y balaba, ignorando por completo su verdadera naturaleza. Así transcurrieron algunos años.
Un día llegó un tigre hasta el rebaño y lo atacó. Se quedó estupefacto cuando comprobó que entre las ovejas había un tigre que se comportaba como una oveja más. No pudo por menos que decirle:
-Oye, ¿por qué te comportas como una oveja, si tú eres un tigre?
Pero el tigre-oveja baló asustado.
Entonces el tigre lo condujo ante un lago y le mostró su propia imagen.
Pero el tigre-oveja seguía creyéndose una oveja, hasta tal punto que cuando el tigre recién llegado le dio un trozo de carne ni siquiera quiso probarla.
-Pruébala -le ordenó el tigre.
Asustado, sin dejar de balar, el tigre-oveja probó la carne. En ese momento la carne cruda desató sus instintos de tigre y reconoció de golpe su verdadera y propia naturaleza.

Para ser felices es absolutamente necesario saber qué somos, quiénes somos, qué nos llena de plenitud como personas. Y no perdernos a nosotros mismos detrás de nuestras máscaras bonitas. Conocernos, aceptarnos y proponernos ser mejores hasta el último de nuestros días, nos conducirá al verdadero crecimiento y la felicidad que añoramos.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , ,

Frase motivadora: ¡Atrevete a perdonarte!

Tan importante como aprender a perdonar a los demás y comprender que guardar rencor afecta nuestro estado anímico, es el comprender que nosotros también necesitamos perdonarnos.
Muchas veces el sentimiento de culpa es tan grande que la congoja reprime o bloquea todas las demás emociones, de manera que ninguna actividad nos brinda placer, pues nuestra carga emocional negativa se impone.
Y así como es admirable entender que los demás pueden equivocarse y en un gesto de nobleza nos atrevemos a dejar partir el rencor, del mismo modo debemos dejar de ser severos con nosotros también, aprender a perdonarnos, liberarnos del juicio implacable de nuestra conciencia.

Un maestro procuraba enseñarles a sus alumnos la importancia del perdón. Les entregó un montón de papas y les pidió que en tomaran una por cada persona que los hubiera ofendido gravemente.
Indicó el maestro que las papas debían guardarse en las mochilas y no sacarse de allí bajo ninguna circunstancia, además, los alumnos debían llevar sus mochilas a todas partes.
Las papas empezaron a cambiar con los días, empezaron a brotar raíces de ellas y su olor se fue haciendo cada vez más fuerte y desagradable.
El resentimiento es como ese olor desagradable que los ha seguido durante todo este tiempo, dijo el maestro ordenando que tiraran las papas a la basura.

No dejemos que el resentimiento perturbe nuestro ánimo, no dejemos que eso nos aparte de nuestra felicidad. Asumir que también nosotros tenemos derecho a equivocarnos y proponernos no volver a fallar es lo mejor que podemos hacer. Ofrecernos el perdón también a nosotros es darnos la oportunidad de continuar en procura de nuestra realización personal.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , ,

Frase motivadora: ¡Dile adiós a los lamentos!

Hoy no es día para lamentos, ni para estar cerca de aquellos que solo tienen quejas y reclamos de todo lo que le sucede. Dejarse agobiar por los problemas o las insatisfacciones es muy sencillo, sin darnos cuenta adquirimos el hábito del lamento.

¡Estoy harto de las deudas! ¡Por qué siempre estoy enfermo! ¡Una vez más me han fallado! ¡No soporto más este trabajo! ¡Se malogró otra vez el coche! ¡No soporto el clima!


Como ves, quejarse es muy sencillo, para muchos es un verdadero deporte. Presta atención a la siguiente historia:
Lentamente, el sol se había ido ocultando y la noche había caído por completo. Por la inmensa planicie de la India se deslizaba un tren como una descomunal serpiente quejumbrosa.
Varios hombres compartían un departamento y, como quedaban muchas horas para llegar al destino, decidieron apagar la luz y ponerse a dormir. El tren proseguía su marcha. Transcurrieron los minutos y los viajeros empezaron a conciliar el sueño. Llevaban ya un buen número de horas de viaje y estaban muy cansados.
De repente, empezó a escucharse una voz que decía:
-¡Ay, qué sed tengo! ¡Ay, qué sed tengo!
Así una y otra vez, insistente y monótonamente. Era uno de los viajeros que no cesaba de quejarse de su sed, impidiendo dormir al resto de sus compañeros. Ya resultaba tan molesta y repetitiva su queja, que uno de los viajeros se levantó, salió del departamento, fue al lavabo y le trajo un vaso de agua. El hombre sediento bebió con avidez el agua. Todos se echaron de nuevo. Otra vez se apagó la luz. Los viajeros, reconfortados, se dispusieron a dormir. Transcurrieron unos minutos. Y, de repente, la misma voz de antes comenzó a decir:
-¡Ay, qué sed tenía, pero qué sed tenía!

¿Y por qué en lugar de lamentarnos, más bien no aceptamos nuestra circunstancia y procuramos nuestro bienestar? Si todo no es como nos gustaría y es posible cambiarlo, entonces trabajemos por hacerlo. Si por el contrario, no es posible cambiar las cosas, entonces tratemos de enfocarnos en aquello que nos agrada, en aquello que satisface nuestras necesidades. Seamos felices. Hagamos el compromiso de no volvernos nunca como el personaje de la historia, que todo lo que hace es lamentarse.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , ,

miércoles, febrero 20, 2008

Frase motivadora: ¡Que el rencor no te aparte de tu felicidad!

Nos amargamos el día cuando el rencor abarca nuestro pensamiento. Muchas veces las personas harán cosas que nos ofenderán, y es bastante normal enojarse por ello y protestar de alguna manera. Es aconsejable dejar salir el enfado cuando uno es expuesto a alguna injusticia.
Sin embargo, es preciso comprender que no puede girar nuestro día en torno a ese rencor. A la larga, a quien le amarga la vida es a uno mismo. Borrar el rencor es más saludable para nosotros mismos.


La tradición India cuenta esta historia de Buda:

El Buda fue el hombre más despierto de su época. Nadie como él comprendió el sufrimiento humano y desarrolló la benevolencia y la compasión. Entre sus primos, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.
Cierto día que el Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida. Sin embargo, la roca sólo cayó al lado del Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo. El Buda se dio cuenta de lo sucedido permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.
Días después, el Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.
Muy sorprendido, Devadatta preguntó:
-¿No estás enfadado, señor?
-No, claro que no.
Sin salir de su asombro, inquirió:
-¿Por qué?
Y el Buda dijo:
-Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue arrojada.


Procura tener paz y reconciliarte contigo mismo, tratar de disfrutar tu vida sin que el rencor te domine o aparte de tu felicidad. Mucho más daño hace el rencor que la ofensa misma, no dejes que eso suceda contigo. Es mejor no llevar a cuestas el sabor amargo del rencor. Conserva únicamente aquellos recuerdos y emociones que te acerquen a tu felicidad, a los demás no les des tanta importancia. Recuerda, ¡tú puedes y debes er feliz!

Artículos relacionados:

Etiquetas: ,

martes, febrero 19, 2008

Frase motivadora: ¡Encuentra y desarrolla tu talento!

Es saludable tener en cuenta nuestras fortalezas, pero también conocer nuestras limitaciones, para no desanimarnos en nuestra búsqueda de la felicidad. Tomemos como ejemplo la siguiente historia:
En la escuela de animales, estudiaban el conejo, el águila, el pato y el mono. En el curso de "Saltar", el conejo aprobó con la más alta calificación, pero desaprobó en los cursos de "Nadar", de "Volar" y en el de "Trepar". El águila, aprobó el curso de "Volar" y demostró gran destreza, pero en los cursos de "Saltar", "Nadar" y "Trepar" desaprobó. El pato fue el alumno más destacado en el curso de "Nadar", en el de "Volar" su desempeñó fue aceptable, pero en los cursos de "Saltar" y "Trepar" desaprobó. Mientras que el mono tuvo una participación brillante en el curso de "Trepar", pero no pudo hacer lo mismo en los otros tres cursos.

La lección más valiosa que estos alumnos obtuvieron, fue el comprender que todos tenemos algo en lo que podemos destacar y sentirnos bien, de igual modo, hay cosas en las que no seremos brillantes aunque siempre debemos esforzarnos.
No dejarnos abrumar es lo mejor que podemos hacer cuando las cosas no nos resultan como esperábamos, y en lugar de pensar que no somos útiles, dediquémonos a la búsqueda de nuestro talento, eso en lo que somos buenos por naturaleza y pongámoslo en práctica, para nuestro bien y el de todos aquellos a los que amamos.
No en todo podemos ser los mejores, no todo podemos hacerlo mal. Nunca hay que desanimarnos que el sentido de la vida es ser feliz.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,

Frase motivadora: ¡Deja que el Amor entre en tu casa!

Salimos todas las mañanas en procura del éxito, vamos al trabajo dispuestos a realizar la faena, llevamos trabajo a casa. Soñamos con ser ascendidos, con el reconocimiento de los demás.

Y no está mal, es lo normal, el trabajo dignifica, y ya que tenemos que trabajar, lo lógico es que nos guste llegar lejos, ascender, ser admirado por los demás, dar órdenes en lugar de recibirlas.
El asunto es no perder la perspectiva, no caer en la trampa de creer que el dinero o el éxito laboral podrán llenar de sentido nuestras vidas.
A propósito, esta historia ejemplifica el tema:
Una mujer regaba el jardín de su casa y vio a tres viejos con sus años de experiencia frente a su jardín. Ella no los conocía y les dijo:
- No creo conocerlos, pero deben tener hambre. Por favor, entren a mi casa para que coman algo. Ellos preguntaron:
-¿Está el hombre de la casa?
-No. - respondió ella- No está.
-Entonces no podemos entrar, dijeron ellos.
Al atardecer, cuando el marido llegó, ella le contó lo sucedido.
-¡Entonces diles que ya llegué e invítalos a pasar!
La mujer salió a invitar a los hombres a pasar a su casa.
-No podemos entrar a una casa los tres juntos, explicaron los viejitos.
-¿Por qué? - quiso saber ella.
Uno de los hombres apuntó hacia otro de sus amigos y explicó:
- Su nombre es Riqueza.
Luego indicó hacia el otro.
- Su nombre es Éxito. Y yo me llamo Amor.
Ahora ve adentro y decide con tu marido a cuál de nosotros 3 desean invitar a vuestra casa.
La mujer entró a su casa y le contó a su marido lo que ellos le dijeron. El hombre se puso feliz:
-¡Qué bueno! Y ya que así es el asunto entonces invitemos a Riqueza, que entre y llene nuestra casa.
Su esposa no estuvo de acuerdo:
- Querido, ¿por qué no invitamos a Éxito?
La hija del matrimonio estaba escuchando desde la otra esquina de la casa y vino corriendo:
- ¿No sería mejor invitar a Amor? Nuestro hogar estaría entonces lleno de amor.
- Hagamos caso del consejo de nuestra hija, dijo el esposo a su mujer, ve afuera e invita a Amor a que sea nuestro huésped.
La esposa salió y les preguntó:
- ¿Cuál de ustedes es Amor? Por favor, que venga y que sea nuestro invitado.
Amor se paró de su silla y comenzó a avanzar hacia la casa. Los otros 2 también se levantaron y le siguieron. Sorprendida, la dama les preguntó a Riqueza y a Éxito:
- Yo invité sólo a Amor, ¿por qué Uds. también vienen?
Los viejos respondieron juntos: -
Si hubieras invitado a Riqueza o a Éxito, los otros 2 habrían permanecido afuera, pero ya que invitaste a Amor, donde vaya él, nosotros vamos con él.

Debemos tener presente que ni el dinero ni la fama tienen la capacidad de hacernos felices, de darnos plenitud. Haz que el amor habite en tu casa, que los problemas cotidianos no hagan que su presencia se disimule o desvanezca. ¡Deja que tu familia sepa cuánto la amas y déjate amar también!

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , ,

viernes, febrero 15, 2008

Frase motivadora: ¡Persevera en la búsqueda de tu felicidad!

Caí en la cuenta que uno de mis principales problemas era mi falta de perseverancia. Nunca hay que dar algo por perdido, hay que luchar hasta el final incluso cuando menos probable nos parezca que alcancemos la meta, hay que trabajar por alcanzarla sin desanimarnos.
Escuché un cuento que me motivó bastante y que en seguida lo escribo aquí para que reflexionemos al respecto:

Dos ranitas saltaban alegremente rumbo al río cuando de pronto cayeron sin darse cuenta en un balde que tenía unos 15 cm. de mantequilla. Ambas luchaban por no sumergirse y morir ahogadas en el balde. Pataleaban con sus ancas lo más vigorosas que podían pero no lograban encontrar punto de apoyo para dar el salto.

Entonces una de ellas empezó a despedirse de su compañera: Ha sido agradable conocerte y aunque corto, mi paso por el mundo ha sido feliz. Qué lástima que no pueda despedirme de mis padres y hermanos. Nos veremos en el cielo.

Y entonces, totalmente resignada, se dejó morir estoicamente.

Mientras tanto, la otra ranita no dejó de batir sus ancas tratando de encontrar un punto de apoyo, vio con mucha pena como su amiga se sumergía pero a pesar de la profunda tristeza que la embargó, no dejó de esforzarse y de tener fe en que podría salir del balde.
Tanta fue su insistencia, que de pronto, de estar batiendo y batiendo, consiguió que la mantequilla tomara consistencia y volviéndose cada vez más cremosa, de pronto le dio a la ranita un punto de apoyo para poder saltar y salir del balde rumbo a su hogar.

No hay que darnos nunca por vencidos. Claro que no. Aunque duela, aunque agote, aunque parezca que nunca lo lograremos: Tenemos que perseverar. Si luchamos hasta el final, es muy probable que alcancemos nuestra felicidad, con un poco de ayuda e incluso sin ella.

¡Adelante entonces pues, vayamos a conseguir nuestras metas hoy como todos los días!

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , ,

Reflexión: Las consecuencias de la ira.

Controlar nuestra ira es algo que todos debemos aprender y poner en práctica en todas nuestras relaciones, pero sobre todo cuando tratamos con las personas que más significan para nosotros.
Algunas veces un miedo dispara nuestra cólera y actuamos sin pensar, impulsivamente. Y luego reparamos en nuestra falta y nos arrepentimos de haber alzado la voz o dicho algo que lastimó a la otra persona.


Respirar profundamente cuando la ira se presenta ayuda bastante, así como contar mentalmente hasta 10. Y más nos vale ejercitarnos en esta tarea antes que las consecuencias de nuestros arrebatos puedan ser dolorosas.
Comparto esta historia contigo para que reflexiones acerca de las consecuencias de la ira no controlada:

Esta es la historia de un muchachito que tenía muy mal carácter. Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, debería de clavar un clavo detrás de la puerta.
El primer día, el muchacho clavó 37 clavos detrás de la puerta.
Las semanas que siguieron, a medida que él aprendía a controlar su genio, clavaba menos clavos detrás de la puerta. Descubrió que era más fácil controlar su genio que clavar clavos detrás de la puerta. Llegó el día en que logró controlar su carácter durante todo el día.
Después de informar a su padre, éste le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su carácter.
Los días pasaron y el joven pudo anunciar a su padre que no quedaban más clavos para retirar de la puerta... Su padre lo tomó de la mano y lo llevó hasta la puerta. Le dijo:
"has trabajado duro, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca más será la misma. Cada vez que tú pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aquí ves. Puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas lo devastará, y la cicatriz perdurará para siempre.”

Es preferible auto controlarnos antes que lastimar movidos por nuestro mal genio a alguien que amamos. Porque incluso cuando podamos disculparnos, el dolor que hemos causado no desaparecerá.
Hoy procuremos guardar la calma, pensemos en la importancia de vivir en paz y evitemos confrontaciones sin real sentido. Hagamos que nuestros seres queridos sientan lo mucho que nos importan.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , ,

jueves, febrero 14, 2008

Frase de motivación: ¡Hoy seré muy feliz!

Nos hace bien tratar de ver el vaso medio lleno en lugar de verlo medio vacío. La vida suele no ser ideal todo el tiempo y muchas veces los problemas parecen avasallarnos, como si la realidad se empeñara en complicarnos la existencia.

Y sin embargo aún es posible encontrar ejemplos y motivos para tomar las cosas con mejor actitud, con mayor esperanza y agrado.

Presta atención a esta breve historia y comprenderá de lo que hablo:
Un hijo y su padre estaban caminando en las montañas. De pronto el hijo se cae, se lastima y grita: "¡¡¡Ahhhh!!!" Para su sorpresa, oye una voz repitiendo en algún lugar de la montaña: “¡Ahhhh!"

Con curiosidad, el niño grita: "¿Quién está ahí?" Y escucha: "¿Quién está ahí?"

Enojado con la respuesta, el niño grita: "Cobarde". Y recibe de respuesta: "Cobarde".

El niño mira a su padre y le pregunta: "¿Qué sucede?"

El padre le contesta: "Presta atención hijo". Y grita: "¡Te admiro!". Y la voz responde: "¡Te admiro!"
Y grita: "¡Eres un campeón!"
Y la voz responde: "¡Eres un campeón!"

Entonces el padre le explica: "La gente lo llama ECO", pero, en realidad, es la VIDA que te devuelve todo lo que haces.
Si acostumbramos darle mayor importancia a las cosas difíciles y angustiantes de nuestras vidas, lentamente el pesimismo y hastío irá apoderándose de nuestros pensamientos. Si por el contrario, nos enfocamos en tomar de la vida lo mejor, de aspirar a lo mejor, de disfrutar de lo agradable, si emprendemos cada día con esa actitud, lo más probable es que poco a poco empieces a construir el camino hacia tu felicidad.
¿Qué se te antoja gritarle a la montaña? Qué te parece si gritamos juntos: ¡HOY SERÉ MUY FELIZ!
Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , ,

Frase motivadora: ¡Sigues siendo muy útil para ti y los demás!

Hace algunos años, en la universidad escuché un cuento que me motivó mucho, ahora lo comparto contigo:

Un anciano, solía caminar todas las mañanas desde su casa hasta el pozo del pueblo, que quedaba a varios kilómetros de distancia. Atravesadas por una vara de madera, llevaba dos vasijas de barro en los extremos, una nueva y una ya muy usada.
La vasija nueva estaba muy a gusto con su condición, llegaba a casa contenta de serle muy útil a su dueño.

Mientras que la vasija usada, se lamentaba de las grietas que tenía, pues a través de ellas se filtraba el agua y al llegar a casa estaba prácticamente vacía. Una mañana antes de partir rumbo al pozo, no contuvo más su tristeza y acongojada le dijo a su dueño:

-Te he acompañado por varios años, recuerdo cuando era nueva y reluciente me echabas al pozo y me colmaba de agua fresca que luego bebías y aplacabas tu calor. Pero ahora, mírame, llena de grietas, ya no te soy útil, toda el agua se cae camino a casa, ya no me lleves al pozo, déjame en un rincón para llenarme de polvo.

El anciano conmovido por la declaración de la vasija, la tomó entre sus manos y le señaló el camino diciendo:

-¿Puedes ver el sendero? Del lado del que tú vienes crece la hierba y las flores, del lado del que viene tu compañera, solo está el polvo. Todas las mañanas te llevo conmigo para que de camino a casa riegues el sendero y así pueda tener belleza el camino a casa. ¿Entiendes lo útil que eres?

Muchas veces creemos que nuestros defectos o la pérdida de habilidades por el paso del tiempo o como consecuencia de alguna enfermedad, nos hacen seres disminuidos, tal vez podamos llegar a pensar que somos una carga par los demás. Pero abre bien los ojos, anímate, date cuenta lo útil que es tu existencia, lo productivo que puedes ser, las muchas habilidades que posees y que a lo mejor no estás valorando realmente. Eres un ser lleno de posibilidades. Si tienes vida, aún puedes ser feliz, aún puedes hacer felices a quienes amas. Ámate, reconoce la gran utilidad de tu existencia.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , ,

Reflexión: El sentido de la vida es ser feliz.

Cuando los griegos pensaban sobre la vida, tuvieron claro que la existencia humana no consistía solo en vivir porque sí, la vida no es un fin en sí mismo, hace falta algo más, un motivo.

Es así que llegaron al concepto de felicidad, las personas anhelan una sensación de bienestar y plenitud, que no es posible medir, pero que tampoco es inalcanzable.



Pero, ¿dónde está la felicidad? Algunas personas creen que en la diversión, sin embargo Aristóteles sostiene que destinar una vida entera a la diversión, es una actitud pueril y necia. La diversión, para él, es buena solo en la medida que brinda al hombre de reposo, necesario antes de reiniciar el trabajo.
Algunas personas creen que la felicidad no existe, que no es posible ser feliz. Y eso tal vez se deba a que el concepto que tienen de felicidad se asemeja a lo perfecto, y por tanto es inalcanzable a los hombres por nuestra naturaleza.

Pensemos mejor en la felicidad como un estado de plenitud y bienestar. Sin que eso implique la desaparición de los problemas, sin que eso signifique que no volveremos a experimentar tristeza. La felicidad es sentirte realizado y pleno con lo que estás haciendo, sin dejar de ser consciente de lo mucho que todavía puedes aprender y crecer.

¿Cuál es tu meta? ¿Hacia dónde vas? Encuentra lo que te hace feliz y trabaja todos los días por alcanzarla. Sin desanimarte, sin darte nunca por vencido. Porque el sentido de la vida es ser feliz, naciste para que encuentres y disfrutes de tu felicidad. Que tengas un gran día hoy...y mañana también.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,

miércoles, febrero 13, 2008

Frase motivadora: ¡Atrae tu destino!

En la película El secreto, basada en el libro escrito por Rhonda Byrne y estrenada el 2006, se nos presenta como el gran secreto que el universo está regido por una ley (entre otras) que puede favorecer mucho a quien la conozca, esta es la Ley de la atracción.

Según ésta, el destino del hombre es consecuencia de sus pensamientos, supone que aquellos que piensan negativamente atraen hacia sí una serie de acontecimientos funestos, mientras que aquellos que se concentran en pensamientos positivos y de triunfo, alcanzan el éxito en cualquier plano que lo deseen.


La película se vale de frases como:

  • Lo que está pasando en tu mente, es lo que estás atrayendo.
  • Somos como magnetos -lo semejante atrae a lo semejante. Te conviertes en lo que piensas.

Y si bien no recomiendo que se sigan cursos para aprovechar esta ley de atracción o que se contrate a maestros personales que le enseñen a preparar su mente para atraer una fortuna, aunque respeto mucho a quien quiera hacerlo.

Lo que si resalto con pasión es el mensaje de optimismo que la película transmita: hay que pensar en lo bueno, en lo positivo.

Es lógico que si centramos nuestros pensamientos en lo nefasto, nuestro día será gris. Y por el contrario, si nos enfocamos en lo agradable y en las metas, será evidente que nuestro día será agradable.

  • "La imaginación es todo. Es la vista preliminar de las atracciones de la Vida por venir" - Albert Einstein.
  • "Cualquier cosa que la mente del hombre pueda concebir, puede lograrse"- W. Clement Stone

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,

viernes, febrero 08, 2008

Frase de motivación: ¡Eres un ser maravilloso, único e irrepetible!

El valor que poseen todos los hombres como seres humanos, es una de las grandes victorias que heredamos de la Revolución francesa, producto de la cual surgió la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano. Nada más inteligente de nuestra vida en sociedad que reconocernos como seres valiosos.
No es posible ponerle precio a la vida de un hombre. No es posible que tu vida pueda ser reemplazada por alguna cosa en el mundo. Eres un ser valioso, único, irrepetible.


Las cualidades que posees no le fueron dadas a ninguna otra especie, piensa en todo lo que puedes lograr. Créelo, tu existencia es maravillosa. Y si mis palabras no te son suficientes, presta atención a este fragmento del poema de Walt Whitman:


Canto a mi mismo

Me celebro y me canto.
Me entrego al ocio y agasajo a mi alma,
me tiendo a mis anchas a observar
un tallo de hierba veraniega.

Clara y pura es mi alma,
y claro y puro es todo aquello que no es mi alma.
Estoy satisfecho: veo, bailo, me río, canto.
Poseo lo bueno de la tierra y del cielo,
el aire que respiro ha sido destinado a mí

desde la eternidad.

El vaho de mi aliento
mi espiración e inspiración,
los latidos de mi corazón,
el fluir de la sangre y del aire
a través de mis pulmones,
el olor de las hojas verdes y de las hojas secas
de la ribera y de las rocas marinas
de oscuro color,
del heno del granero, el sonido de las palabras,
algunos besos leves, abrazos,
el juego de la luz y de la sombra entre los árboles
cuando se mueven las ramas dóciles,
el gozo de hallarme solo
o en el tumulto de las calles,
o en los campos y en los ribazos de las colinas,
la sensación de la salud perfecta,
el trinar de la luna llena,
mi canto al salir del lecho y saludar al sol.

Nunca ha habido más energía original que ahora,
y jamás habrá más perfección que ahora...
Bienvenidos sean todos mis órganos
y todas mis cualidades,

ni una pulgada, ni una partícula de una partícula
de una pulgada es vil,
y ninguna debe ser menos conocida que las otras.

Sé que soy sano y vigoroso
que todos los objetos del universo convergen
y manan hacia mí perennemente,
que todos me traen un mensaje
que debo descifrar.
Sé que soy inmortal,
me río de lo que llamáis muerte.
Existo como soy y eso basta.

Estoy enamorado de mí mismo,
hay tantas cosas en mí tan deliciosas.
Todos los instantes, todos los sucesos
me colman de alegría.

Creo que una hoja de hierba no es menos
que el trabajo realizado por las estrellas,
que la hormiga es igualmente perfecta,
y que la articulación más insignificante,
y ninguno es más ni menos que yo,
y lo bueno y lo malo que de mí digo,
lo digo de ellos.
Sé que todos los hombres son mis hermanos,
que el amor es el sostén de la creación...
Reconoce tu grandeza, no para vanagloriarte o experimentar un ego desmedido, sino más bien para aceptar que dentro de ti está la clave para tu felicidad.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , , , , ,

miércoles, febrero 06, 2008

Frase de Motivación: Aprecia los pequeños detalles.

Sin dejarte aturdir por los problemas, sin dejar que el eco de las voces malintencionadas te turben, hoy respira, abre bien tus ojos y sonríe, date cuenta de los muchos motivos que tienes para ser feliz. Hoy es un día para disfrutar de las pequeñas cosas que encierran grandeza en su interior.

Fíjate en los detalles, la belleza de las flores, la calma de los lagos, la frescura de las gotas de lluvia, el placer de una buena comida, sí, disfrutar tu vida depende mucho de aprender a saborear esos pequeños detalles.




Encontré esta historia acerca de un monje zen, seguro que comprenderás su mensaje:

Estaba en su lecho de muerte. Había llegado su último día y anunció que esa noche dejaría de existir. Sus seguidores, sus discípulos y sus amigos empezaron a llegar. Había mucha gente que le quería, y todos fueron; llegaban desde lugares lejanos.
Cuando uno de sus discípulos oyó que el maestro se iba a morir, fue corriendo hasta el mercado. Alguien le preguntó:
-El maestro se está muriendo en su cabaña ¿por qué vas al mercado?

El viejo discípulo le dijo:
- A mi maestro le gusta un tipo de tarta determinado, voy a comprársela.

Le costó mucho encontrar la tarta, pero al atardecer lo consiguió. Volvió corriendo con la tarta.
Todo el mundo estaba preocupado, parecía que el maestro estuviese esperando a alguien. Abría los ojos, miraba, y los volvía a cerrar. Cuando llegó su discípulo le dijo:
- Muy bien, así que has venido. ¿Y dónde está la tarta?
El discípulo sacó la tarta y estaba feliz de que el maestro se la hubiese pedido.
Muriendo, el maestro levantó la tarta con las manos... y sus manos no estaban temblando. Era muy viejo, pero no le temblaba la mano. Alguien le preguntó:
- Eres muy mayor y estás a punto de morir. Pronto te abandonará el último aliento, sin embargo, no te tiembla la mano.
El maestro dijo:
- Nunca tiemblo porque no tengo miedo. Mi cuerpo se ha hecho viejo pero yo sigo siendo joven, y seguiré siendo joven cuando este cuerpo se haya ido.

Entonces le dio un mordisco y empezó a masticar la tarta. De repente, alguien le preguntó:
- ¿Cuál es el último mensaje, maestro? Pronto nos dejarás. ¿Qué quieres que recordemos?
El maestro sonrió y dijo:
- Ah, esta tarta está deliciosa.

La felicidad no es inalcanzable, solo tenemos que dejar de buscarla tanto en hechos extraordinarios, y empezar a ver que en aquellos ratos de alegría y disfrute que nos parecen habituales, se apoya la verdadera dicha de nuestras vidas, ¿no te parece?

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,

Reflexión: El poder sanador de la ayuda sincera.

Esta noche han salido noticias terribles en la televisión, claro, es habitual, hoy le presté especial atención al drama de una pareja de esposos, que arrojaron a su bebé desde el cuarto piso de su edificio en llamas para salvarlo. Es muy sencillo encontrar motivos para estar tristes, para dejarnos abordar por la desesperanza.

Vivimos tragedias o conocemos las tragedias de los demás. Es tan sombrío el panorama cuando uno se enfoca en eso. Y sin embargo es posible estar en contacto con esas desgracias sin que la desolación nos embargue, ¿cómo?

¿Te has preguntado en qué o a quiénes puedes ayudar? Es posible y no tan complicado, a veces una charla es suficiente, o un abrazo. Empieza con tus amigos, tus parientes. Si dispones de tiempo, puedes visitar algún albergue, un orfanato, un asilo... atrévete un día a visitar a aquellos que sufren, te sorprenderá el poder curativo que tiene ayudar sinceramente a los que más lo necesitan.



Ayudando a los demás muchas veces nos ayudamos a nosotros mismos. Centrar la mirada un instante en el dolor del otro y procurarle alivio, suele renovar profundamente nuestro mundo interior, anímate a experimentarlo.

Artículos relacionados:

Etiquetas: , ,

martes, febrero 05, 2008

Reflexión:Las malas críticas no deben frenarnos.

Cuando no nos damos cuenta que la opinión de los demás está determinando nuestras decisiones, estamos frente a un problema que si duda frenará nuestro camino. Saber escuchar los consejos de los amigos no significa actuar buscando su aprobación. Tenemos que saber llevar nuestros pasos por el camino que nos lleva a nuestra felicidad.

Lamentablemente, algunas veces encontramos en nuestro entorno personas que transmiten negatividad o a quienes no les agrada la idea de que seamos felices, es en esos momentos en los que debemos concentrarnos en definir claramente qué queremos y hacia dónde vamos.



Lo que la gente dice

Había una vez un matrimonio con un hijo de doce años y un burro. Decidieron viajar, trabajar y conocer mundo. Así, se fueron los tres con su burro. Al pasar por el primer pueblo, la gente comentaba: "Mira ese chico mal educado... él arriba del burro y los pobres padres, ya grandes, llevándolo de las riendas." Entonces, la mujer le dijo a su esposo: "No permitamos que la gente hable mal del niño."
El esposo lo bajó y se subió él. Al llegar al segundo pueblo, la gente murmuraba: "Mira qué sinvergüenza ese tipo... deja que la criatura y la pobre mujer tiren del burro, mientras él va muy cómodo encima."Entonces, tomaron la decisión de subirla a ella al burro mientras padre e hijo tiraban de las riendas. Al pasar por el tercer pueblo, la gente comentaba: "¡Pobre hombre! Después de trabajar todo el día, debe llevar a la mujer sobre el burro! ¡y pobre hijo! ¡qué le espera con esa madre!"
Se pusieron de acuerdo y decidieron subir al burro los tres para comenzar nuevamente su peregrinaje. Al llegar al pueblo siguiente, escucharon que los pobladores decían: "Son unas bestias, más bestias que el burro que los lleva, van a partirle la columna!" Por último, decidieron bajarse los tres y caminar junto al burro. Pero al pasar por el pueblo siguiente no podían creer lo que las voces decían sonrientes: "Mira a esos tres idiotas:¡caminan, cuando tienen un burro que podría llevarlos!"

Nunca dejes que tu preocupación sea el "qué dirán", no dejes que los comentarios de las personas desvirtuen tu esencia o te alejen de las cosas que te hacen feliz, define qué es lo que te hace pleno, y defiende esa plenitud con amor y firmeza. Vive al máximo tu vida, aprovéchala, sé tú mismo y defiende tu verdad sin lastimar a nadie. Que las críticas mal intencionadas de los demás no te detengan. ¡Sé feliz!

Artículos relacionados:

Etiquetas: , , ,